¿Cómo se produce la energía solar?

La energía solar se genera desde las células fotovoltaicas que convierten la luz solar en electricidad en forma de corriente continua, los fotones exitan los electrones de las celulas fotvoltaicas y es transportados por los hilos de conducotres. Para mejorar el resultado obtenido se utiliza un inversor que trasforma esta energía en corriente alterna, que es la que utilizamos en nuestras casas.

 

¿Cuáles son los tipos de energía solar?

 Actualmente, existen dos tipos de generación de energía solar: los sistemas fotovoltaicos y la electricidad solar de concentración o solar térmica.

 

¿Cuál es la importancia de la energía solar?

La energía solar se puede utilizar directamente en muchas áreas tal como calentador de agua, climatización e invernadero y también esta energía se convierte en electricidad gracias a los paneles solares. Como se sabe la energía obtenida de los combustibles fósiles contamina el medioambiente causando la emisión de gases tóxicos, el uso de energías renovables pueden reemplazar y convertir la matriz energética reduciendo la contaminación y la escazes que padece el planeta. 

 

¿Qué se hace con la energía solar?

La radiación solar puede convertirse en energía térmica (calor), que puede transformarse en energía mecánica (hacer mover una máquina, por ejemplo) y también puede transformarla en energía eléctrica. Una aplicación de este poder calorífico del Sol, son los hornos solares.

 

¿Cuáles son las ventajas del uso de la energía solar?

Es una energía limpia que no genera gases de efecto invernadero ni contaminación durante su uso. Se trata de una energía renovable y sostenible. Puede calentar, algo que otras energías renovables no ofrecen. No requiere de la extracción de materiales de ningún tipo para funcionar.

Las principales ventajas y desventajas de la energía solar

Ventajas de la energía solar

La energía solar es una fuente de energía renovable que se obtiene del sol. Con ella podemos generar calor y electricidad para hacer funcionar un negocio o una vivienda, y otros usos. Entre los principales beneficios que ofrece, destacamos los siguientes:

Reduce significativamente la huella de carbono. Es una energía limpia que no genera gases de efecto invernadero ni contaminación durante su uso.

Se trata de una energía renovable y sostenible.

Puede calentar, algo que otras energías renovables no ofrecen.

No requiere de la extracción de materiales de ningún tipo  para funcionar. Esto supone un mayor ahorro.

La luz solar es muy abundante y el uso de paneles solares se puede aprovechar en cualquier lugar. Esto es especialmente útil en zonas en las que resulta complicado crear sistemas de cableado, por ejemplo.

Reduce la dependencia del exterior para este tipo de suministros.

Conserva los recursos naturales al disminuir la necesidad de los combustibles fósiles.

Permite ahorrar en el consumo energético y las facturas.

 

¿Qué desventajas supone la energía solar?

Desventajas de la energía solar

Son pocas, pero sin duda es necesario mencionarlas:

El coste inicial puede ser elevado, aunque hoy en día existen ayudas y subvenciones para la instalación de paneles solares, y la inversión se amortiza en unos años.

Requiere de instalaciones importantes para producir grandes cantidades de energía que puedan cubrir las necesidades energéticas.

No es una energía constante. Fluctúa durante el día, mientras que por la noche no está disponible. Esto se evita mediante el almacenamiento de energía.

Las condiciones atmosféricas como el excesivo calor, la humedad, o periodos con nubes y niebla, pueden afectar negativamente a su rendimiento.

 

¿Cómo se transmite la energía del sol?

La radiación solar es la energía emitida por el Sol, que se propaga en todas las direcciones a través del espacio mediante ondas electromagnéticas. Esa energía es el motor que determina la dinámica de los procesos atmosféricos y el clima. La energía procedente del Sol es radiación electromagnética proporcionada por las reacciones del hidrogeno en el núcleo del Sol por fusión nuclear y emitida por la superficie solar.

 

¿Qué pasa con la energía solar cuando no hay sol?

Sí, por supuesto. Incluso cuando el sol no está directamente lanzando rayos a tus placas solares, estas cargan igualmente. De hecho, lo hacen con cualquier tipo de luz, incluso con la artificial. Su funcionamiento se basa en atraer diversas longitudes de ondas, incluso aquellas que consiguen atravesar las nubes. Por eso en un típico día de invierno nublado, tu instalación solar seguirá funcionando y produciendo energía, pero para el cálculo de dimensionamiento de un sistema fotovoltaico se usa la hora solar pico y esta varía de verano a invierno.

 

¿Cuáles son las características de la energía solar?

Al no contaminar, la energía solar es considerada como una energía limpia y renovable porque proviene de una fuente de energía ilimitada como es el sol. Mediante el uso de paneles solares fotovoltaicos es capaz de captar la energía del sol y transformarla de manera casi inmediata en energía eléctrica.

En cuanto a sus características, cabe destacar algunos de sus principales rasgos:

 

Respetuosa con el medio ambiente

La energía solar es un tipo de energía responsable con el medio ambiente puesto que la producción de esta no genera ningún tipo de residuo o contaminación adicional por ello.

La energía solar, al ser una energía respetuosa con el medio ambiente, supone una ayuda colectiva cuanto mayor sea el número de hogares y empresas más sostenibles. De esta manera, todos podemos ayudar de manera individual y grupal a reducir la contaminación y la emisión de gases contaminantes que otros métodos de producción energética sí generan.

 

Energía inagotable y renovable

A diferencia de lo que sucede con otro tipo de energías como las provenientes de los combustibles fósiles, la energía solar es inagotable y renovable al provenir de la energía emitida por el sol.

Si a esta característica le sumamos que los paneles solares son cada vez más eficientes, obtenemos una energía limpia y con altas prestaciones que puede ser utilizada durante todo el año.

 

Diversas aplicaciones

El crecimiento, avance y evolución de la energía solar ha hecho posible que hoy en día pueda ser aplicada en diferentes dispositivos, ámbitos y tecnología. De este modo, a pesar de que el principal uso de la energía solar continúe estando relacionado con la iluminación o el funcionamiento de diferentes aparatos electrónicos, en la actualidad la energía solar también puede ofrecernos agua caliente y calefacción. Además, podemos encontrar que la energía solar ha sido aplicada en piscinas, suelos radiantes, invernaderos, electrodomésticos, sistemas de climatización, coches, gadgets…

 

Mantenimiento y revisiones periódicas

En la actualidad la energía solar es un tipo de energía con un bajo coste de mantenimiento ya que la conservación en buen estado de los paneles solares no necesita de supervisiones periódicas ni de complicados procesos de conservación. De hecho, se trata de una de las formas más eficientes de producir energía de manera limpia y renovable.